¿Qué es la recogida puerta a puerta?

Introducción

Como su propio nombre indica la recogida selectiva del Puerta a Puerta es un sistema para recoger los residuos de manera selectiva. La principal característica de este sistema es que cada vivienda recoge de manera separada los residuos que produce.

Para valorar un sistema de recogida, el criterio que más importante, lógicamente, es el de la eficiencia que se obtiene en la recogida. Sin embargo, además de ése, existen otros factores que deben tenerse en cuenta: coste, estética, comodidad, … Sobre todo ello se ha hablado y escrito mucho. La mayoría de las veces fundamentado en creencias o con intención de boicotear su expansión.

Consideramos que es importante que los ciudadanos conozcan las características de este sistema de recogida eficiente. A continuación, detallaremos sección por sección dichas características.

Comparación de los sistemas de recogida

¿Cómo son los residuos?

Esta es una pregunta importante. Es importante saber de qué se componen los residuos que generamos actualmente, para poder valorar los resultados que obtenemos con los sistemas de recogida. Aproximadamente el 90% de los residuos que generamos hoy en día es reciclable. Esto quiere decir que si las cosas se hacen bien, la recogida selectiva debería aproximarse al 90%. Veamos qué resultados obtienen los sistemas de recogida que están sobre la mesa.

En el año 2011 en toda Gipuzkoa el nivel de recogida selectiva entre los residuos de las viviendas fue del 25%. Esto es, un porcentaje bastante irrisorio. La mayoría del material reciclable se hechó a perder en los vertederos, y además generando problemas. En esta comparación se ha descartado el sistema de cuatro contenedores, porque actualmente nadie lo tiene en cuenta, debido a que no vale para recoger selectivamente el residuo orgánico, que tiene una importancia primordial. Sin embargo, este último es el sistema de recogida principal en Gipuzkoa hoy por hoy (2012).

Como se puede ver en la gráfica, con el sistema de recogida Puerta a Puerta se logra más de un 80% de recogida selectiva. Esto nos acerca mucho a la primera columna, a la realidad. En un sistema circular como el de Basura Cero unos resultados así son necesarios.

Con 5 contenedores, los mejores resultados obtenidos dan lugar a un 35% de recogida selectiva. Como se ve, dos terceras partes de los residuos van a los vertederos. De eso que va al vertedero, la mayoría es material reciclable, y mucho, residuo orgánico que genera problemas graves cuando se pudre en el vertedero.

En resumen, si aceptamos que para la solución del problema es imprescindible la recogida selectiva, podemos decir que el sistema de los 5 contenedores no logra resultados suficientes. El sistema de los 5 contenedores no es una opción válida.

Comparación y más datos

En la gráfica anterior hemos podido ver que el sistema de recogida Puerta a Puerta da unos resultados buenos y que los del sistema de los 5 contenedores no son suficientes para plantarle cara al problema. Pero profundicemos un poco más y veamos más datos. Analizar más datos no nos vendrá mal.

En la siguiente gráfica se reflejan los niveles de recogida selectiva logrados por los municipios de la comunidad de San Marcos en los primeros seis meses del año 2010. Los datos se muestran por meses y cada color hace referencia a un pueblo.

Al principio del año comprobamos que la mayoría de pueblos está alrededor del 30%, pero hay un pueblo, en verde, que empieza el año con unos resultados superiores al 80%. Dicho municipio es Usurbil. Usurbil comenzó el 16 de marzo de 2009 a recoger los residuos Puerta a Puerta.

Hay dos pueblos que de abril a mayo tienen un incremento formidable. Son Hernani y Oiartzun. Precisamente en estos dos pueblos empezaron la recogida Puerta a Puerta en mayo de 2010. De esta manera hemos tenido opción de ver la enorme influencia que tiene el Puerta a Puerta en la recogida selectiva.

En porcentajes, sí, pero ¿en valores absolutos?

Los que quieren optar por el mito del turismo de basuras, es decir, aquéllos que dicen que la gente lleva sus residuos a otros pueblos, minusvaloran o desprecian esos porcentajes, diciendo que en los resultados se debería reflejar el efecto de la gente que según parece lleva sus residuos mezclados a otros pueblos. Ahora no vamos a tratar ese mito. En cambio, nos vamos a dedicar a mostrar que los resultados tanto en porcentajes como en valores absolutos son espectaculares. Veamos la siguiente gráfica:

En esta gráfica se muestra cuántas toneladas de residuos orgánicos se recogieron en el año 2010 de manera selectiva en los pueblos, mensualmente. Los registrados son las cantidades que se llevaron a la planta de compostaje de Lapatx. En la columna de la izquierda aparece Usurbil, que recogía por medio del Puerta a Puerta. En la columna de la derecha aparecen los seis que por entonces recogían el orgánico con el 5º contenedor (que son Zumaia, Zarautz, Azpeitia, Azkoitia, Aretxabaleta y el barrio Amara de Donostia). Como se puede ver, solo Usurbil con el Puerta a Puerta recoge más residuos orgánicos que todos los demás juntos. El resultado es todavía más espectacular si tenemos en cuenta que en Usurbil viven 6.000 habitantes, y que entre los otros seis pueblos tienen 88.000 habitantes.

Resultados de la recogida Puerta a Puerta

Hemos visto que los resultados de la recogida Puerta a Puerta son espectaculares. Pero no es lo único. Los resultados son inmediatos. No se obtienen poco a poco, en un largo periodo de tiempo. El aumento es percibido al mes siguiente de implantar el sistema.

Anteriormente también hemos visto que la cantidad obtenida con la recogida selectiva es grande. Pero hay otro aspecto que debe destacarse. La fracción resto, la parte que no se recicla, aparte de ser muy poco, su composición cambia radicalmente. Como no tiene residuo orgánico, es decir, no contiene material que se pueda pudrir, no emite malos olores y se puede tener en casa por más tiempo. Por ello, es normal que la gente la saque cada tres semanas o una vez al mes.

En la foto se muestra todo el deshecho generado por una pareja durante un mes. Todo el resto de residuos se han llevado a reciclar.

La eficiencia del sistema de recogida condiciona de manera importante la naturaleza del deshecho o basura que queda al final. Con la recogida del Puerta a Puerta, dado que casi todos los residuos orgánicos se han recogido de manera selectiva, ese deshecho es casi inerte. Muy poco residuo orgánico llega a éste. Está compuesto de la materia orgánica de las hojas recogidas en la limpieza de calles, de la bolsa que alguien haya sacado confundido, así como de los pañales y compresas, a los que habrá que buscar una solución propia en la dirección de Cero Basuras. Dado que con el sistema de los contenedores en las calles la participación práctica en la recogida selectiva es pequeña, muchos de los residuos orgánicos terminan en la basura, pudriéndose y dando problemas.

En la imagen anterior se muestra, por cada sistema de recogida, cuánta materia orgánica, es decir, residuo que se puede pudrir, se queda en la basura.

¿Por qué esos resultados? Mecanismos principales

Reparto de responsabilidades, cada uno con su responsabilidad

Por medio de un código.

Las hábitos de consumo de los ciudadanos y su comportamiento respecto de los residuos tienen un efecto directo en el tipo y cantidad de residuo que generan. Esto indica que cada uno de nosotros tiene responsabilidad sobre los residuos que genera.

En el sistema Puerta a Puerta, esa realidad, es decir, esa parte de responsabilidad que tiene el ciudadano, se incrusta incorpora en el sistema por medio de la identificación. Los residuos, hasta dejarlos en manos del ayuntamiento o mancomunidad que se encarga de recogerlos, son residuos de cada uno de nosotros.

Sin derecho a contaminar

No se ofrece la opción de mezclar los residuos y contaminar

Todos los responsables políticos e institucionales coinciden en que, sea el sistema de recogida Puerta a Puerta sea el de los contenedores en la calle, tenemos un problema grave con los residuos, un problema grave que perjudica a la salud y el medio ambiente. Para hacerle frente, defienden que los ciudadanos tenemos que ser responsables y que tenemos que “reciclar” los residuos. No les falta razón.

Pero, ¿qué sucede en los pueblos donde tienen contenedores en las calles? Que se utilizan recursos municipales, dinero y medios públicos para facilitar esa opción de contaminación que hay que evitar. Instalan contenedores de basura que lo único para lo que valen es para crear el problema, haciéndole ver al ciudadano que contaminar es una opción aceptada. Tenemos una contradicción clara, entre lo que se aconseja y lo que realmente se hace.

Con el Puerta a Puerta, esa opción de contaminar desaparece. El ayuntamiento no da opción para que los residuos se saquen mezclados. Esto lleva consigo que los ciudadanos saquen los residuos sin mezclar, y que se evite la mezcla de residuos que es el origen de las basuras, el origen del problema.

Se facilita hacer las cosas bien

El punto de recogida se acerca al ciudadano.

Como se ha indicado anteriormente los ciudadanos tenemos nuestra responsabilidad, pero sin duda, la administración también tiene las suyas. Entre ellas está la de hacer que sea fácil hacerlo bien. En el Puerta a Puerta, van hasta cerca del portal de casa del ciudadano a recoger sus residuos. Así, el ciudadano no tiene que andar dando vueltas con los residuos hasta los contenedores, no tiene que coger la llave del orgánico, etc. Esto es especialmente favorable para la gente que tiene problemas de movilidad, gente mayor, minusválidos, …

Generalidad, credibilidad, norma y excepción

El Puerta a Puerta también tiene otro mecanismo que tiene qué ver en sus buenos resultados. Como todos los ciudadanos sacan sus residuos de manera selectiva, se garantiza que no resulte baldío el pequeño esfuerzo de cada uno. Saber que los resultados servirán para algo, anima a la gente a hacer las cosas bien. Además, la actitud que queda en evidencia, la que no es más común, es la del que hace las cosas mal, y como a la gente eso no le gusta, se une al comportamiento general de no mezclar los residuos.

Cotidianeidad

Como se ha indicado anteriormente, el Puerta a Puerta es un modelo de recogida que está en marcha por el mundo desde hace tiempo. Además es flexible. Ello quiere decir, lógicamente, que a lo largo del mundo existen varios modelos, cada uno con sus propiedades particulares. Aquí, explicaremos el modelo que se está utilizando en Gipuzkoa. Por una parte, porque es el modelo que se está utilizando aquí, el más cercano y adaptado a nuestras propias características. Por otra parte, porque el modelo de aquí es ensalzado por las personas que tratan este tema en el mundo, por su nivel de eficiencia y limpieza.

El modelo que se ha extendido entre nosotros tiene una característica, el colgador o poste. En el colgador se pueden encontrar varias posiciones, cada una de ellas con un código. Ese código es para marcar esa posición a qué vivienda corresponde. En cada posición hay un gancho para dejar colgando el cubo o la bolsa de los residuos.

El perchero tiene las siguientes ventajas:

  • Da la opción de sujetar bien los cubos y bolsas de residuos. Los cubos y bolsas están más seguros colgados ahí.

  • Al poner los cubos y bolsas de residuos en vertical, ocupan menos espacio en las aceras. Para dar servicio a 16 viviendas es suficiente con un metro cuadrado.

  • Se pueden adaptar al entorno. Se pueden poner en el suelo, como una farola o una señal de tráfico. Pero también taladrado a la fachada de la casa, sujeto a las columnas de un soportal, en solitario, …

Calendario: cada día una fracción de residuo

El calendario que se utiliza en Usurbil

Cada día de la semana se saca un tipo de residuo. Sabiendo que es reciclable el 90% de los residuos que se generan hoy en día, es lógico que la mayoría de días se utilice para recoger éstos. Así, las frecuencias que se están aplicando en Gipuzkoa son las siguientes. Tres días para recoger los residuos orgánicos, dos para recoger los envases ligeros, uno para el papel y cartón y otro para el deshecho resto o residuos no-reciclables.

Compresas y pañales:

Los pañales y compresas se recogen todos los días, si no, para sacarlos con el deshecho resto habría que tenerlos durante mucho tiempo en casa. Eso sí, como es lógico, se sacará en una bolsa aparte, diferenciado del cubo de residuos que toque ese día en concreto. En algunos pueblos sacan los pañales dentro del cubo en una bolsa diferenciada.

Hoy en día existen compresas y pañales reutilizables, pero no están muy extendidos, y hasta desarrollar esa opción y que puedan sustituir a los actuales, hay que buscar una solución a éstos.

En el costado del camión, las cajas para recoger los pañales.

Excepción del vidrio:

En Gipuzkoa y en otros sitios, se han mantenido los contenedores de calle para el vidrio. Por una parte, porque el vidrio podría crear problemas para sacarlo en los percheros colgadores, y por otra, porque estos contenedores, al tener la boca pequeña, no valen como escape para los que quieren sacar toda la basura mezclada. Además, como la propia empresa que recicla el vidrio es la que se encarga de su recogida, su gestión es más fácil.

Se mantienen los contenedores del vidrio. Eliminar el resto de contenedores libera un montón de espacio y hace desaparecer los puntos sucios. Al lado del contenedor de la imagen antes había otros cuatro y alrededor se amontonaba la porquería.

“Garbigune” o “punto limpio” para el resto de residuos:

Hay otro tipo de residuos que no se incluyen en los tipos principales que se han distinguido: pilas, telas, elementos de gran tamaño, aceites, etc. Estos se recogen en el garbigune. Que los ciudadanos tengan cerca el garbigune siempre es importante, pero en el Puerta a Puerta todavía más, porque estos residuos no se pueden echar a la basura. Sin embargo, cada ayuntamiento puede decidir organizar la recogida de estos residuos de otra manera, por ejemplo, poniendo en lugares concretos contenedores específicos para ellos.

Horario: en la mayor parte de las horas no hay residuos en la calle

El horario suele ser flexible.

En la recogida Puerta a Puerta, como se suele hacer en el sistema de los contenedores, se define un horario para sacar los residuos. La función de esto es que los residuos estén en la calle durante pocas horas. Durante la mayoría de las horas del día, los residuos no están en la calle, y por tanto, el efecto estético está muy limitado. Después de recoger los residuos, los percheros colgadores quedan vacíos hasta el día siguiente.

Horario flexible

Ya hemos explicado la razón para definir un horario. Así, siguiendo con el ejemplo de Usurbil, el horario para sacar los residuos está definido desde las 6:30 hasta las 8:30 de la mañana. ¿Qué quiere decir esto? Que si alguien vive solo y tiene que entrar a trabajar a las 5:00 de la mañana, ¿no puede sacar los residuos al salir de casa? O si, por cualquier motivo duerme hasta tarde, ¿no puede sacarlos? Sí puede, claro. En el primer caso los puede sacar al irse a trabajar. Y a partir de las 8:30, lo mismo. El camión empieza a recoger los residuos a las 8:30. Pero siempre hace el mismo recorrido y cada uno ya sabe a qué hora pasa por su casa. Se pueden sacar los residuos antes de que pase el camión. Siendo flexible el horario de recogida, son una excepción los ciudadanos ‘sueltos’ los que tienen problemas para adaptarse al mismo. En esos casos se puede acudir a la oficina de información para explicar su caso, comprobar los motivos y acordar que se le aplique una flexibilidad mayor. El motivo para poner en marcha el Puerta a Puerta no es complicar la vida de nadie, y siempre se encuentra una solución en los casos en que hay voluntad por todas las partes. En cualquier caso, para los casos más difíciles, habrá un centro punto de emergencia para poder llevar los residuos todos los días y a cualquier hora.

Punto de emergencia y aportación

Hemos hablado del horario y hemos visto, que salvando todas las excepciones, es fácil que en cada casa uno se pueda adaptar dentro del horario. De todas maneras, para los casos en que no sea así y para otros casos que comentaremos ahora, el sistema Puerta a Puerta ofrece solución.

Supongamos que en casa hemos hecho una comida con mucha gente y que hemos generado mucho residuo orgánico. Que hemos llenado el cubo de orgánico y que no podemos esperar hasta el día que hay que sacarlo. O supongamos que nos vamos de vacaciones y que el orgánico no se puede sacar hasta el día siguiente. Para esos casos está el centro de emergencias y aportación.

Dependiendo de las características de cada pueblo (su población, distribución de barrios), éste tendrá una cantidad de centros o puestos puntos. Son centros cerrados a los que se entra utilizando una tarjeta, para identificar al usuario. Allí se pueden dejar los residuos durante las 24 horas del día, todo el año. Eso sí, cada fracción de residuo tendrá que dejarse en su correspondiente contenedor, selectivamente. Por tanto, en los casos excepcionales, el que no tiene opción de adaptarse al calendario-horario normal del puerta a puerta para sacar los residuos, ya tiene un sitio para dejarlos. Ésa es la función de emergencia de estos centros puntos.

Estos centros puntos también tienen otra función, el de centro punto de aportación. Como en los casos en los que la recogida es por medio de contenedores, el camión de recogida no llega a todos los rincones del municipio. Los que viven en el campo, en casas y caseríos que quedan alejados, llevan los residuos a puntos concretos, por problemas de accesibilidad y viabilidad económica. Con el sistema de recogida Puerta a Puerta sucede lo mismo.

Durante el proceso de participación se decide, en el sistema de recogida Puerta a Puerta, qué extensión tendrá el área de campo y por dónde empezará el modelo de recogida para ésta. Las características de la recogida en el área de campo son las siguientes:

Orgánico: la mayoría de las casas tienen terreno, y por tanto, la opción de hacer compost en casa es una posibilidad más que práctica. Así, se consigue fertilizante para la huerta y el jardín, pero además, la necesidad de sacar los residuos se reduce enormemente.

Las otras fracciones de residuos: eliminando el orgánico, como no hay materia que se pueda pudrir, es suficiente con sacar los envases, el papel, etc. una vez a la semana o menos.

Fracciones de residuos

Ya hemos comentado que con el Puerta a Puerta cada día de la semana se saca una fracción de residuo. Veamos cómo se saca cada fracción de residuo y qué características tiene. Ya los hemos comentado anteriormente, pero merece la pena recordarlo. Los sistemas de recogida Puerta a Puerta no son un sistema cerrado y rígido. En la medida que se pueda hay que mejorar, para involucrarnos todavía más en la filosofía del Basura Cero, para facilitar la recogida, para hacerlo atractivo estéticamente, y para todo lo que se pueda. El modelo que se aplica en Gipuzkoa está basado en lo aprendido fuera, con algunas mejoras. Como ya veremos, aquí también hay pequeñas diferencias de un pueblo a otro, siempre en la línea de la mejora continua comentada antes. A continuación comentaremos las características principales que actualmente tiene el sistema Puerta a Puerta en Gipuzkoa, indicando de paso los cambios que hay o puede haber.

En lo relativo a la recogida, la escasa información que se le ha proporcionado al ciudadano hasta ahora genera muchas dudas. Éstas no surgen porque sea difícil clasificar los residuos, sino porque como se ha dicho, en general, al ciudadano se le dan muy pocas explicaciones sobre este tema. ¿Conoce alguien a una persona que después de coger un paquete de galletas, tire las galletas y se coma el paquete?. Una explicación corta es suficiente para aprender a clasificar los residuos, no hay más que seguir el instinto.

Sin embargo, sería conveniente que el poder legislativo también se pusiera en la línea Basura Cero y que obligara a que en el etiquetado de productos se añadiera cómo hay que actuar con dichos productos.

En cualquier caso, los ayuntamientos tienen que responder en medio de las condiciones actuales, y por tanto, al implantar la recogida Puerta a Puerta reparten diverso material para aclarar las dudas del ciudadano. En los siguientes enlaces se pueden ver varios ejemplos:

Fracción del residuo orgánico

El residuo orgánico también se conoce como txerrijana (comida para cerdos). Dada su importancia esta fracción de residuo merece una mención especial. En nuestra web, en la sección dedicada al residuo orgánico, se puede leer más en relación a este tema. El residuo orgánico, junto con el desconocimiento, es el que genera más miedo y dudas alrededor del Puerta a Puerta. Profundizaremos sobre ello en esta sección, al tratar las creencias equivocadas sobre el Puerta a Puerta.

Cubos para recoger el orgánico en los colgadores.

El residuo orgánico se saca en un cubo marrón. El cubo tiene un mecanismo que bloquea la tapa cuando se cuelga. Así, los perros, gatos y demás animales que andan en la calle no pueden abrirlo y esparcir lo de dentro. El cubo está hecho de plástico rígido y desde dentro no puede escaparse ni una gota. El cubo está identificado con un código que corresponde a la vivienda.

Con o sin bolsa:

En algunos lugares, en el cubo del orgánico se utilizan bolsas de plástico compostable. En Gipuzkoa, en los primeros pueblos donde se implantó la recogida Puerta a Puerta no se admite, porque genera problemas y perjudica la calidad del residuo orgánico. ¿Por qué?

  • Muchas veces, en vez de plásticos compostables, la gente utiliza los que no son compostables. Esto perjudica notablemente la pureza del orgánico, y hay que crear procesos para eliminar trozos de plástico después del compostaje, y por tanto, el tratamiento se alarga, encarece y se rebaja la calidad. Cuando la pureza del orgánico es superior al 95% se dice que es de buena calidad. En Italia, Cataluña, etc. normalmente logran una pureza del 85-95%, por culpa de la utilización de las bolsas. En Gipuzkoa, la pureza de los residuos orgánicos que se están recogiendo con el Puerta a Puerta está siendo superior al 99%, en gran medida gracias a la no utilización de la bolsa. Los expertos que a nivel mundial están extendiendo la filosofía Basura Cero ponen como modelo el Puerta a Puerta de Gipuzkoa y concretamente la calidad del orgánico recogido.

  • Si se utiliza bolsa biodegradable, en la recogida es más difícil ver y controlar qué va dentro de la bolsa. Por tanto, no se pueden detectar las viviendas que lo están haciendo mal y no se puede corregir. En consecuencia, como se ha indicado en el punto anterior, se pierde calidad.

  • Finalmente, la necesidad de crear residuos (la bolsa) para recoger los residuos va en contra de la importancia que tiene la reducción en la filosofía Basura Cero.

Tener que limpiar el cubo, ¿no es una carga?

Al limpiar el cubo se puede ver cualquier cosa. A la hora de limpiar el cubo se puede actitudes muy diversas. Hay quien limpia el cubo incluso con lejía y todo. Pero en general, es suficiente con pasarlo con el papel que se pondrá dentro del cubo. Una vez seco, el cubo no desprende ningún olor. Es suficiente con limpiarlo de vez en cuando en el fregadero, sobre todo si el cubo se ha manchado de aceite. No hace falta hacerlo cada vez que se saque. Haciéndolo así, no da mucho más trabajo que poner una bolsa de plástico.

Fracción de los envases ligeros

En lenguaje popular se conoce como “plásticos y latas”. Es lo que se recoge en los contenedores amarillos de la calle con el sistema de recogida por contenedores. En las primeras esperiencias de Gipuzkoa se saca al colgador en una bolsa de plástico. Para mejorar el efecto estético en otras localidades como Villabona se ha optado por repartir bolsas de plástico de color amarillo a los ciudadanos para sacar los envaese.

Envases ligeros colgados de los ganchos.

Reflexión desde un punto de vista Basuras Cero

Si hay que reducir la generación de residuos, tener que crear más residuos (las bolsas de plástico) para sacar las basuras o residuos no es lo más adecuado. Al hilo de esa reflexión, en varias localidades han encontrado otras fórmulas para sacar los envases. En algunos casos usan bolasas reutilizables y en otros cubos. Hay que señalar a cerca de los cubos, que en muchos casos son de dos colores, azules y amarillos, ya que se usan los mismos cubos para sacar los envases y el papel.

Bolsa reutilizable para la recogida de envases

Además de solucionar el problema mencionado, que sean del mismo color estéticamente es más adecuado. Esto último, aún no siendo el factor más importante, se debe tener en cuenta, dado que muchos ciudadanos le dan mucha importancia al aspecto estético.

Mejoras con la extensión del puerta a puerta

Las primeras esperiencias se centraron en ser eficaces en los resultados. Una vez garantizado esto, con la extensión del puerta a puerta a otras localidades ha cobrado importancia tanto la estética como el profundizar en la filosofía basura cero. Así, se ha desarrollado una variedad de formas de recoger los envases ligeros. Bolsas amarillas de un solo uso, bolsas amarillas reutilizables y, cubos.

Cubos para la recogida de envaese y papel

Dado que los resultados en la parte de los envases ligeros pueden ser todavía más espectaculares, un par de reflexiones:

Venta por depósito:

Para recoger los envases ligeros, en muchos países ha implantado, por ley, el sistema por depósito. En este sistema es el productor quien tiene la responsabilidad de recuperar los envases (responsabilidad extendida del productor, principio de Basura Cero), y al vender el producto al comprador se le cobra una cantidad de dinero en concepto de depósito del envase. Al devolver el envase, el comprador recupera el dinero. Como a la gente no le gusta echar el dinero al vertedero o quemarlo, los niveles de recuperación de los envases son altos. Aquí, hasta hace tres décadas, ese sistema se utilizaba con muchos de los envases, pero cediendo a las presiones de los fabricantes de envases, nos pasamos al sistema despilfarrador actual.

Sistema de compra-venta basado en la reutilización

Actualmente, la mayoría de los envases que podemos obtener en casi todos los puntos de venta son de una única utilización un único uso. Cada vez que compramos un producto, con éste tenemos que comprar los envases, y después de utilizarlos se tienen que tirar, en el mejor de los casos, a reciclar. Pero ese modelo de compra-venta no es inevitable. Se puede cambiar.

El sistema de compra-venta se puede basar en envases que se pueden utilizar cientos de veces. Un sistema que primará la utilización de envases reutilizables para el transporte y almacenaje. Un sistema que no impedirá la utilización de envases reutilizables, y que facilitará la utilización.

Utilizar cada envase cientos o miles de veces tendría consecuencias evidentes. La reducción en la cantidad de residuos de este tipo sería casi total. Por otra parte, alargar tanto la vida del envase, es decir, obtener tanto provecho, haría posible poder pagar más por ello, dando así la posibilidad de utilizar productos producidos con materiales mejores desde el punto de vista del reciclaje y desde el punto de vista de la utilización.

Si se hicieran mejoras al hilo de estas reflexiones, se podrían realizar importantes cambios en el calendario del Puerta a Puerta. Reducir los días de recogida y ahorrar grandes cantidades de dinero, aumentar la periodicidad de recogida de otras fracciones de residuos, si se estima necesario, etc.

Papel y cartón

Papel y cartón es el tipo de residuo que encontramos en la calle en las más diversas formas. Se pueden ver atados con una cuerda y colgando, en bolsas de papel y/o en cajas de cartón tiradas en el suelo. Por supuesto, hay dónde mejorar, y los diseñadores y creadores tienen aquí un espacio amplio de trabajo para proponer y poner en marcha sus ideas y diseños. En muchos pueblos donde han implantado el puerta a puerta “de segunda generación” utilizan cubos para sacar esta fracción.

Recogida de papel y carton en cubos en Zizurkil

Recogida de papel y carton tal cual en Usurbil

Fracción resto o rechazo

Se recoge una vez a la semana, pero no tiene sentido. Lo que se produce en las viviendas es muy poco, si los pañales se recogen aparte y el resto de residuos se sacan de manera selectiva. La periodicidad de recogida de deshechos se puede aumentar disminuir, para recogerlo una vez al mes o quincenalmente, abaratando el coste del sistema de esta manera.

En las primeras esperiencias de Gipuzkoa se saca en bolsas de plástico al colgador. Hay otras opciones. En varios pueblos utilizan el cubo gris.

Vidrio

Como se ha explicado anteriormente, en este sistema se mantiene la recogida del vidrio por medio de los contenedores en la calle. Las razones son múltiples. Incluir la recogida del vidrio en el calendario del Puerta a Puerta puede generar dificultades en la organización. La recogida del vidrio ya la hace Ecovidrio, y que el contenedor tenga un a boca de entrada pequeña evita que los que quieran sacar la basura mezclada lo utilicen como escape.

El vidrio se recoge mediante contenedores

El resto de residuos al garbigune

Los residuos que no se recogen mediante el sistema del Puerta a Puerta se deben llevar al Garbigune, como ya se hace con el sistema de recogida con contenedores en la calle. Sin embargo, con el sistema de contenedores en la calle, lo que sucede es que se ofrecen todo tipo de facilidades para echar los residuos al contenedor general, y que esos otros residuos terminan en los vertederos e incineradoras, en detrimento de la salud y el medio ambiente. En esa fracción se incluyen las pilas, los grandes bultos, aparatos electrónicos, CDs, pinturas, etc.

Garbigune o punto limpio

Aunque los residuos que se llevan al Garbigune no se generan muy a menudo, es de gran importancia que los ciudadanos tengan el garbigune a mano.

También hay que adecuar las calles a la recogida selectiva

De la misma manera que en los hogares se toman medidas para no mezclar los residuos, es importante que las calles se adecuen a ese objetivo. Hay que poner recipientes o papeleras de recogida en los mismos puntos donde se generan los residuos (parques, plazas, etc.)

Los comercios y polígonos industriales también con el Puerta a Puerta

No sólo en las viviendas, en los comercios y los polígonos industriales también se generan residuos similares a los residuos urbanos. También se tienen que recoger de manera selectiva, aplicando los mecanismos del Puerta a Puerta, para conseguir una recogida eficiente. La mejora que se consigue aplicando el Puerta a Puerta a los residuos de todo el municipio es impresionante. En la siguiente gráfica se puede observar cómo aumenta la cantidad de residuo orgánico recogida al hacerlo de manera selectiva . Lo mismo sucede con el resto de fracciones.

 

PUERTA A PUERTA EN LOS COMERCIOS Y POLÍGONOS
Recogiendo los residuos de los polígonos se pasa a recoger 154kg/hab. al año (Usurbil, 2010)


Durante el proceso de participación hay que hacer reuniones sectoriales tanto con los comercios como con las empresas de los polígonos, para recoger sus necesidades y propuestas. Así, la reunión se puede adecuar a sus características. Por ejemplo, se pueden ofrecer calendarios especiales, añadiendo días de recogida bajo un coste adicional, para aquellos que generen muchos residuos de una fracción concreta, etc. Como cada comercio genera diferentes tipos de residuos en cantidades diferentes, hay que hablar con ellos para concretar qué tipo de contenedores, de qué tamaño, hay que repartirles.

Contenedores de recogida selectiva, de diferentes tamaños, para elegir en función de las necesidades.

Proceso de participación, antes de comenzar

Aunque pasar de la recogida mediante contenedores en la calle a la recogida Puerta a Puerta supone un cambio pequeño en las costumbres de los ciudadanos, hay que tener en cuenta que tiene impacto en todas las casas del pueblo, y que por tanto es imprescindible poner en marcha un proceso de participación con todos los ciudadanos.

En los pueblos de Gipuzkoa donde se ha implantado el Puerta a Puerta se han realizado procesos de participación como nunca antes se habían hecho. Más de 20 asambleas en cada pueblo, plenarias, por barrios, por sectores, y varias sesiones por cada una de ellas.

Fotografía de una reunión del proceso de participación de Lezo. Se puede ver la sala llena de gente.

¿Para qué?

Para informar:

Antes de nada, para informar a los ciudadanos de los problemas que crea el modelo de gestión de residuos actual. Y además publicar las medidas que se pueden tomar para superar dichos problemas, y entre esas medidas señalar la importancia de una recogida selectiva eficaz como la recogida Puerta a Puerta.

También, para explicar en qué consiste el Puerta a Puerta. Para contar cómo es el día a día, cómo hay que hacer las cosas, el calendario, el horario, en qué consisten las fracciones de residuos, cómo y dónde se pueden solucionar las dudas. Suele haber muchas novedades para la gente, y si por la prensa se ha difundido una mentira tras otra sobre el Puerta a Puerta, como sucede en Gipuzkoa, informar a la ciudadanía se convierte en algo todavía más imprescindible.

Para hacer propuestas

Son los ciudadanos los que mejor conocen el pueblo y los alrededores de sus casas. Es importante que se hagan propuestas para adecuar el Puerta a Puerta a las características del pueblo. El Puerta a Puerta no es un modelo cerrado, sino un sistema que se puede y se debe adaptar a las características de cada lugar y sus ciudadanos. Manteniendo las características que aseguran el éxito y la viabilidad del Puerta a Puerta, se puede adecuar a las características de cada lugar. Así, se han hecho propuestas relativas al calendario, el horario, los límites del servicio Puerta a Puerta, la localización de los puntos de recogida, etc.

Para tomar decisiones

Los más adecuado es que sean los propios ciudadanos quienes decidan entre las propuestas que se han debatido y analizado, una vez se ha confirmado su viabilidad. Como ejemplo, en Usurbil, aunque la propuesta inicial del ayuntamiento fue que la recogida fuera por la noche, en las reuniones los ciudadanos propusieron que la recogida fuera por las mañanas, y como se vio que era posible, se votó la recogida por las mañanas y actualmente se hace así.

Estética e integración

Los humanos tenemos un sexto sentido que nos protege frente a los cambios. Esto nos lleva a actuar con prudencia, muchas veces demasiada, creyendo que es más adecuado tener prudencia de sobra que echarla en falta. El vacío dejado por la falta de conocimiento lo cubre la imaginación, y es habitual que nos imaginemos cosas que están fuera de la realidad. Así, es habitual que los habitantes que no conocen el Puerta a Puerta se imaginen el pueblo lleno de colgadores, bolsas y cubos de residuos.

Sin embargo, las cosas son de otra manera. Por una parte, porque al elegir el lugar para los colgadores lógicamente se busca la discreción. Por otra parte, como los colgadores aprovechan el espacio vertical necesitan poco espacio para recoger los residuos de muchas viviendas, como veremos más adelante.

A continuación, con la ayuda de algunas fotografías, veremos cómo la colocación de los colgadores del Puerta a Puerta se adapta a las características de cada espacio.

Un único colgador junto a las escaleras

En la fotografía superior podemos ver una casa individual con un colgador individual. Está junto a las escaleras, aunque apenas se distingue.

Los colgadores vacíos durante el día

Hay algunos que se colocan a modo de poste delante del portal de la casa. Como se puede ver en la fotografía, suelen estar vacíos durante la mayor parte del día, y no producen un impacto visual mayor que un banco o una farola.

Hay algunos que se colocan en contra de paredes o columnas, como los de la fotografía. ¿Qué es estéticamente más feo o desordenado? ¿el colgador? ¿el canalón? ¿el armario del gas? ¿la tapa de la alcantarilla que está en el suelo?

¿Quién ha dicho que el Puerta a Puerta no vale para las ciudades y lugares donde hay casas altas? Un M2 es suficiente para recoger los residuos de 16 viviendas, porque los colgadores aprovechan el espacio vertical igual que los rascacielos. En esta fotografía obtenida en Hernani con tres colgadores de 16 se recoge lo de todas las viviendas del edificio.

Para los lugares donde hay dificultad para colocar los colgadores al lado mismo de casa también hay soluciones. Por ejemplo acumularlos en lugares concretos. Es lo que sucede en la parte vieja de Hernani. Está catalogado como centro de valor histórico y los colgadores no se pueden colocar en las paredes de los edificios. A los vecinos se les ofrecieron dos opciones. Una de ellas era la acumulación en dos áreas de la parte vieja. En la fotografía se puede ver el área que está detrás de la pared izquierda del frontón de la plaza Tilos. En la fotografía de la derecha se puede ver el área desde dentro.

Otra opción, es colocarlo en el propio portal. Esta opción, como consecuencia del desconocimiento, puede crear miedos. Sin embargo, los que entendieron que si los residuos se almacenan sin mezclarse y siguiendo dos o tres consejos, no crean malos olores, actualmente están a gusto, porque tienen la opción de bajarlos vestidos con el pijama, haga bueno o malo.

El Puerta a Puerta desde el punto de vista económico

Uno de los aspectos que crean dudas en el sistema de recogida Puerta a Puerta es el del tema económico. Prever que el esfuerzo de recoger de manera separada los residuos en cada vivienda supondría un gasto enorme es una reacción razonable. Pero, ¿es así de verdad? Analicemos bien los factores que influyen en el coste de la gestión de los residuos en un ayuntamiento.

Contaminar es caro. Reciclar, no. El ahorro de la recogida selectiva eficaz

Los residuos recogidos se deben trasladar a alguna parte para que sean tratados. Cada fracción de residuo recibe un tratamiento diferente, y por supuesto, el coste de tratamiento de cada fracción cambia de una a otra. Los precios  también pueden variar de un lugar a otro. Por poner un ejemplo, utilizaremos los precios de Gipuzkoa.

  • El compostaje del residuo orgánico, recogido de manera selectiva, cuesta 70€/tonelada.

  • El tratamiento de la fracción resto, la basura, vale 140€/tonelada, el doble.

Esto quiere decir que cada kilo de orgánico que va mezclado con la basura le cuesta el doble al ayuntamiento. Veámoslo en una gráfica:

Podemos observar el ahorro que supone la recogida selectiva al aplicar el precio del tratamiento.

Como se puede ver en el ejemplo, realizar un recogida selectiva eficaz le supone un ahorro importante al ayuntamiento. Dicho de otra manera: toda esa cantidad de dinero se puede destinar a la inversión para lograr una recogida mejor, sin encarecer la gestión. Así logra el sistema Puerta a Puerta cubrir el coste de la recogida personalizada, sin encarecer el coste total.

Este ejemplo para el residuo orgánico también vale para las otras fracciones de residuos. Incidir en la reducción de residuos también supone ahorrar, porque el residuo que no se genera no se tiene ni que recoger, ni tratar.

Los ciudadanos frente ante al Puerta a Puerta

Prudencia frente a los cambios. Lo que nos dice el instinto

Todos tenemos un instinto que nos protege frente a los cambios. El cambio, lo desconocido, en mayor o menor medida, nos produce miedo, duda y nerviosismo.

Cuando de por medio tenemos los residuos, que relacionamos con la idea de la basura, es decir, la suciedad y el hedor, la duda y el miedo se incrementan. Cuando de por medio, como ocurre en Gipuzkoa, tenemos políticos y medios de comunicación que actúan en beneficio de los poderosos sectores económicos con intereses en la incineración, se azuzan las legítimas dudas y miedos de los ciudadanos, por medio de mentiras, llevando esos sentimientos hasta el extremo.

Hay que decir que esos sentimientos son muy humanos y normales. Además se han vivido en todos los lugares donde se ha puesto en marcha el Puerta a Puerta. Esos sentimientos se han vivido en todos los pueblos de Gipuzkoa donde se ha implantado este sistema de recogida, también fuera de Gipuzkoa. Pero tan claro como eso también hay que decir que dichos sentimientos de duda y miedo cambian cuando se conoce qué es realmente el Puerta a Puerta, y que la mayoría de las veces se convierten en sentimientos de tranquilidad y satisfacción.

Prudencia sí. Información correcta también

Hay un momento en el que esos sentimientos de miedo y duda cambian: la implantación del Puerta a Puerta. Cuando el Puerta a Puerta se pone en marcha, los ciudadanos se dan cuenta que el día a día lo viven con total normalidad. Una vez conocido, la gente se da cuenta que sus creencias sobre el hedor, la porquería, la incomodidad etc. eran infundadas. No son pocos los que, empujados por el nerviosismo, han utilizado malos modos antes de implantar el Puerta a Puerta, y posteriormente han acudido a la oficina de información pidiendo perdón. En este enlace se encuentra el relato de un caso de este tipo.

El Puerta a Puerta se ha implantado en miles de pueblos y ciudades, y los que se han echado atrás son sólo unas pocas excepciones. En Cataluña por ejemplo actualmente son unos cien municipios los que tienen el sistema Puerta a Puerta, y sólo uno se ha echado atrás (Vilassar de Mar), y además porque empezaron las rencillas partidistas. Por tanto, si el Puerta a Puerta se mantiene elección tras elección, ¿es posible que sean verdad todas las atrocidades que se están contando sobre el Puerta a Puerta? ¿O es completamente otra la realidad que algunos nos quieren ocultar, difundiendo mentiras por medio de la prensa y buzoneándolas?

¿Y qué dicen las encuestas? ¿Qué evolución tiene la opinión de la gente antes y después de conocer el Puerta a Puerta?

En los pueblos de Gipuzkoa donde se ha implantado el Puerta a Puerta, se ha medido la opinión de la gente por medio de encuestas. Para medir cómo influye el conocimiento en la opinión, las encuestas se han realizado antes y seis meses después de implantar el sistema de Puerta a Puerta. En dichas encuestas se pregunta a la ciudadanía sobre diferentes criterios. Precisamente uno de esos criterios es una pregunta directamente relacionada con el tema que tenemos entre manos. La actitud que tiene el ciudadano frente al Puerta a Puerta. Midiendo con tres opciones los que están a favor, en contra y los que están en duda, podemos ver lo siguiente:

La siguiente gráfica se basa en los resultados de las encuestas realizadas por Aztiker en Hernani.

A favor y en contra , actitudes contaminadas por los partidismos?

  • La actitud contraria se mantiene. Hay que tener en cuenta la enorme presión mediática y el partidismo que se ha levantado alrededor del tema. Por parte de los que están en contra hay un gran esfuerzo por identificar el Puerta a Puerta con unas siglas políticas concretas. Sin ninguna duda, en ciertos sectores sociales mostrarse a favor del Puerta a Puerta se considera similar posicionarse en el bando incorrecto. Esa influencia se ve claramente en las respuestas obtenidas al preguntar en la misma encuesta sobre la limpieza de las calles. La mayoría dice que las calles están o muy limpias o muy sucias. Esto no se puede entender sin esa polarización partidista. Las calles pueden estar más limpias o más sucias, pero jamás muy limpias y muy sucias a la vez.

  • Con la gente que dice que es partidaria se puede hacer la misma lectura. Con un tema que se ha polarizado tanto sería posible que algunos digan que están a favor por apoyar a su opción política y no porque piensen de verdad de esa manera.

Los que al principio estaban en duda, ciudadanos “neutros”

  • Los que están en duda son un referente sin “contaminar” por el partidismo. Los que dijeron que al principio estaban en duda, sabemos que no se han posicionado a un lado u otro por influencia de criterios políticos y mediáticos. ¿Cuál ha sido su evolución al conocer el Puerta a Puerta de primera mano? Se ve claramente, la mayoría de este sector que podemos calificar de neutro pasó a tener una actitud favorable tras conocer la cotidianeidad del Puerta a Puerta.

Resultados

Tanto en los resultados de las elecciones de Gipuzkoa y los resultados a lo largo del mundo, como en los resultados de las encuestas se puede ver que los ciudadanos están a gusto con el sistema de recogida Puerta a Puerta. Además, en los pueblos turísticos el efecto también es bueno. Ahí tenemos como ejemplo el pueblo turístico Canet de Mar (Barcelona). En 2004 implantaron el Puerta a Puerta y aunque ha habido cambios en el gobierno municipal (han pasado PSC, CIU y PP), todos han mantenido el sistema. Por tanto, el sistema Puerta a Puerta no ha asustado ni a ciudadanos ni a turistas.

Verdades y mentiras sobre el Puerta a Puerta

En esta sección se comentarán otros puntos que no han indicado hasta ahora. La ignorancia sobre cosas nuevas muchas veces produce creencias incorrectas. Como sucede en Gipuzkoa, cuando los principales medios de comunicación obstaculizan el sistema nuevo, esas creencias se llegan a convertir en mitos urbanos. El conocimiento y la lógica borran esos mitos tan peculiares como perjudiciales. Analicemos esas creencias incorrectas y mitos principales.

Incomodidad

Es una idea totalmente incorrecta. Clasificar los residuos no es incómodo. Día a día vamos clasificando un montón de cosas, sin ni siquiera darnos cuenta que estamos clasificando. Al lavar la ropa y para guardarla en el armario estamos clasificando. Las camisas ahí, las bragas allí, los pantalones en cambio aquí, … Lo mismo con los platos, vasos, cubiertos. Cada uno en su sitio. Y qué decir después de hacer la compra. Los huevos aquí, las latas allí, los yogures … Clasificar los residuos no es más incómodo que clasificar todos los anteriores, de ninguna manera.

Pero la gente no tiene en cuenta el esfuerzo que hay que hacer para sacar los residuos a los contenedores de las calles. Normalmente están lejos de casa, porque suele haber unos pocos contenedores para mucha gente. No es raro que para sacar los residuos se tengan que hacer 100 m o más. Estaría bien que cada uno de nosotros midiéramos cuántos metros tenemos que hacer. Además muchas veces quien quiere sacar los residuos clasificados, hasta llegar a su objetivo, tiene que cruzar varios contenedores, de los de echar todo junto. Eso sí que es, poner dificultades a que se haga bien y poner a mano la tentación de hacerlo mal.

En la recogida Puerta a Puerta los puntos de recogida suelen estar muy cerca del portal, en algunos casos en el mismo portal. Y esto es muy cómodo para el ciudadano, cuando va a sacar los residuos.

Hedor y porquería

Es muy fácil hacer el siguiente cálculo. Los residuos se echan en los contenedores. Los contenedores y sus alrededores suelen estar sucios. Como en el Puerta a Puerta se sacan los residuos, los puntos de recogida y sus alrededores estarán sucios, y por tanto los alrededores del portal de casa y las calles en general estarán sucios. La conclusión es incorrecta, porque en las premisas o condiciones no se tienen en cuenta algunos factores de gran importancia.

La fracción de residuo que puede manchar o producir olor es la del orgánico. Ésta se saca en un cubo cerrado y no se cae fuera, ni una gota ni nada. Por tanto los alrededores suelen estar limpios. El residuo del cubo suele ser recién sacado de casa. En casa suele estar entre 2 ó 3 días, con la tapa abierta, y durante ese tiempo y en esas condiciones el residuo orgánico no se pudre y no desprende olores.

Por otra parte, al contrario que en el contenedor de la calle, el cubo se lo lleva cada uno a su casa y lo mantiene limpio, y por tanto, no acumula porquería, ni desprende malos olores.

Las otras fracciones de residuos no tienen materia corruptible y por tanto ni manchan ni producen olores. Los puntos de recogida del Puerta a Puerta no tienen nada que ver con los contenedores de la calle, en lo que a la limpieza se refiere. Suelen estar mucho más limpios.

Estética

La imaginación no tiene límites, y muchos al implantar la recogida Puerta a Puerta se imaginan su pueblo lleno de colgadores y bolsas. Se han realizado buzoneos, foto-montajes, etc. para impulsar esa imagen falsa. Aunque se reconoce que hay aspectos mejorables desde el punto de vista estético, el impacto no es para tanto. Al poner los colgadores se priorizan los lugares discretos y los cubos están allí colgados durante pocas horas. También hay que valorar la mejora estética que se logra quitando los contenedores de las calles.

Como se ha dicho, de cara a ir avanzando, uno de los pasos a realizar puede ser el de utilizar bolsas o recipientes de colores concretos para sacar cada fracción de residuo. Esa uniformidad supondría una mejora estética. Pero frente a los mensajes alarmistas difundidos, hay que decir que hay que estar tranquilos. Si en el paseo de La Concha de Donostia no se necesitan contenedores, tampoco se necesitarán colgadores del Puerta a Puerta.

6 erantzun ¿Qué es la recogida puerta a puerta?-ri

  1. egilea: Hontanares Arranz

    Buenos días,

    Estoy investigando el tema de basura 0 y la recogida puerta a puerta por doble motivo.

    1.Vivo en Arroyomolinos, Madrid, y estaba interesada en conocer los detalles para hacer una propuesta política en este sentido a través de la Asamblea Abierta (a través de EQUO) donde andamos pensando en el programa para las próximas elecciones. Entre los días 27 y 31 de julio, o desde el 10 al 13 de agosto, podría desplazarme para conocer in situ la propuesta.

    2. Colaboro también con el Movimiento Cuarto Mundo en Madrid, y me preocupan las personas que tradicionamente se han dedicado como medio de vida al reciclaje selectivo de basura. Quería conocer qué respuesta es posible en este sentido. Formación, experiencias de incorporación laboral en este sector…Inversión inicial para empresa de inserción…

    gracias,

  2. egilea: Hans

    I see you don’t use the power of social websites like twitter and
    facebook on your blog. You can get huge traffic from social sites on autopilot using one useful tool,
    for more info search in google for:
    Alufi’s Social Automation

  3. egilea: F. Egas

    Que tal, creo que es lectura obligada Lo compartiré

  4. egilea: Juan Miguel

    hola muy buenas., me parece que estais en la buena linea, yo fundé el proyecto subasura y en muy poco tiempo y con muy poco dinero logre grandes logros pero me falto tiempo, y eso en una persona pobre es el k.o. total, me alegra ver que hay gente que sabe que esto de la recogida a domicilio es el futuro, suerte, mucha suerte. Yo voy a intentar de nuevo aunque solo, pero voy a empezar a intentar levantar de nuevo el proyecto y a luchar por esta idea pues es el futuro y es la mejor de todas las ideas de reciclaje mas efectiva. Mucha suerte y un saludo desde Murcia.

Utzi erantzuna