Declaración

Gris:

Gris es el cemento, grises las cenizas, gris la basura. De color gris es la enfermedad. Grises son los humos, la contaminación. Gris la desesperación. Gris es el futuro que algunos nos desean. La incineración es lo único que nos ofrecen. Nos quieren hacer creer que no existe otra alternativa que las basuras y las cenizas. Nos quieren vender la desesperación. Desesperar, dejar que así sea, vivir en la pasividad. Grises todas ellas: la desesperación, el cemento, las basuras, el humo, la contaminación, las cenizas y las enfermedades. Grises.

Color:

Ante la desesperación reclamamos futuro. El colorido de la vida. La armonía con la naturaleza. Racionalidad y constancia. Los materiales no son basura. Los materiales tienen un valor, tienen un color. El futuro es de color. La alegría se dibuja de color, también la salud y la esperanza. Vistamos de color al futuro, a la salud, a la esperanza, al compromiso. Hay porvenir, pues creemos en el futuro.

Hace unos años y sobre todo en los últimos meses ha surgido en Guipuzcoa un fuerte debate. Al parecer, el problema surge en la forma de la recogida de residuos. Algunos proponen hacerla de una manera, otros de otra.

Pero poco se habla de sus consecuencias. ¿Quién desea un vertedero en su comunidad? ¿Quién quiere una incineradora en su pueblo? Todos sabemos la respuesta. Nadie los quiere.

De sobra son conocidas la múltiples reacciones contrarias a la ubicación de una incineradora en todos los pueblos que se haya planteado: Irún, Hondarribia, Oiartzun, Rentería, Astigarraga, Hernani, Lasarte, Zubieta, Donostia, Usurbil, Villabona, Beasain, Zestoa… Todos ellos dieron un gran no. El listado de los pueblos que se oponen a la incineración de las basuras en Cementos de Olazagutia es largo, y muchos de ellos son guipuzcoanos.

¿Y qué podríamos decir sobre los vertederos? ¿Se nos han olvidado las movilizaciones de los habitantes de Rentería, Urteta, Azpeitia, Beasain, etc.?

Nadie quiere un vertedero en su propio pueblo. Nadie quiere una incineradora en su pueblo. Nadie los ha solicitado en todos los años que llevamos debatiendo el tema. Si no los deseamos, ¿qué estamos haciendo?

Hoy, están con nosotros los representantes de los pueblos que han sido amenazados tanto con vertederos contaminantes así como con incineradoras (herrien zerrenda jarri). Hacemos un llamamiento para el próximo 17 de junio a un acto reivindicativo a favor de un futuro mejor. Solicitaremos que se paralice el proyecto de la incineradora, un obstáculo para dar los pasos necesarios durante dos o tres décadas hacia la consecución de Cero Residuos.

El color, el futuro, la sostenibilidad, el compromiso y la esperanza. Esa es nuestra oferta y nuestra reivindicación. Vamos a reflejar todos estos elementos en un gigantesco mosaico personificado por miles de ciudadanos, representando un molino de viento multicolor gigantesco.

Sostenibilidad:

Vamos a dibujar entre todos los que se acerquen al evento un molino de viento bajo el lema “que el aire puro me haga girar”. Vamos a solicitar que nuestra economía asuma los ciclos de la naturaleza: a través del movimiento circular del molino. Tal como el viento al molino, vamos a reclamar la utilización de los recursos naturales sin por ello dañar la naturaleza.

El compromiso:

Seremos los ciudadanos los que formemos el molino de viento. Eso requiere el compromiso de los ciudadanos. Compromiso de miles de ciudadanos. Vamos a demostrar con antelación que estaremos allí el 17 de junio, que ese es nuestro espacio. Para ello, cada uno de los ciudadanos participantes solicitará una ficha que completará el molino de viento, comprometiéndose a estar allí ese día. Para llevar a cabo este acto, vamos a hacer un llamamiento a que se creen grupos de trabajo en todos los pueblos. Pues el futuro requiere un compromiso. No podemos ser simples espectadores. No podemos cruzarnos de brazos viendo que nos arrastran tal como el viento las hojas.

El color, el futuro y la esperanza:

Mediante el gigantesco molino de viento multicolor queremos reclamar un futuro de esperanza. Nadie tiene derecho a arruinarnos la esperanza de vivir en un mundo que si es posible que sea mejor. Queremos pintar de color al futuro y eso es lo que reclamaremos.

Aire garbiak bira nazan

Zero errausketa

Gipuzkoa Zero Zabor

Utzi erantzuna